Fugas de líquidos, ¡atender de inmediato!

 

fugas de liquidos

Las fugas de líquidos se presentan de forma imprevista, pero si estamos alerta podemos detectarlas fácilmente. De lo contrario pueden estar presente mucho tiempo afectando el funcionamiento de nuestro automóvil. Si identificas alguna debes tratar de resolverla a la brevedad, antes de que comience a afectar la seguridad de tu conducción. 

 

¿Cuáles son las fugas más comunes? 

Dicen que los líquidos del auto son como su sangre, fundamentales para su funcionamiento. Existen algunos que son necesarios para refrigerar, otros para el sistema hidráulico, aceite de motor, etc. Pero, ¿qué pasa si al automóvil le falta alguno o se está generando una fuga? Para detectar cualquiera de estas situaciones es fundamental que estés alerta y revisándolo constantemente, ya que algunas pérdidas de líquidos son muy evidentes, pero en otras ocasiones debe detectarla un especialista. 

Las fugas más comunes son: 

  • Aceite del motor. Si bien se presentan en pequeñas cantidades y hasta ese primer momento no afecta el funcionamiento del vehículo, es fundamental llevarlo para que un especialista lo revise y pueda solucionar la fuga, ya que si no se resuelve el motor perderá lubricación y a largo plazo lo afectará. 

¿Hay formas de evitarlo? Sí, algunas de las recomendaciones son: Usar aceites que cumplan con los requerimientos de tu vehículo y realizar cambios de filtro y aceite de manera regular. 

  • Líquido refrigerante. Si existe una fuga la podrás detectar fácilmente, porque cuando se pierde líquido las cantidades no son tan pequeñas y además sentirás que el auto se calienta más rápido de lo usual. Solucionar el tema tendrá un carácter de urgente, ya que este líquido se encarga de que el motor funcione sin sobrecalentarse. Si no lo llevas al mecánico es probable que el motor no prenda más. 

¿Cómo se puede evitar? Revisando regularmente que el nivel del líquido refrigerante sea el óptimo. Cambiando el líquido cada dos años, ya que con el tiempo pierde su función. Verificando que las mangueras o las tapas que contienen el líquido estén sin problemas. 

  • Líquidos de frenos. En general los sistemas de frenos funcionan con un sistema hidráulico y si una de las mangueras del líquido de frenos sufre una fisura, el sistema hidráulico no funcionará. Situación muy grave, porque significa que los frenos no te responderán y puedes causar un accidente. 

¿Cómo se puede evitar? Llevando el automóvil a un taller para que sea revisado con regularidad y haciendo mantención del líquido de frenos, es decir, reemplazarlo por uno nuevo. 

mid banner cds

¿Qué hacer si detectas una fuga?

Si detectas una fuga de líquido es fundamental que trates de identificarla, ya sea por el tipo de líquido o por el color que presenta. De esa forma podrás tener una idea de a qué parte del automóvil pertenece. Algo que ayudará a tener más información son las manchas y para detectarlas fácilmente puedes poner un papel o cartón debajo del auto para que precipiten. 

Una vez que ya tengas algunas muestras trata de identificar de qué color son las manchas. Por ejemplo las de color rojizo o negras que caen desde el centro del auto pueden pertenecer a los líquidos de transmisión. Si por otro lado, encuentras el mismo líquido, pero esta vez en la parte delantera, es probable que sea de la dirección asistida. 

Otras manchas que puedes detectar son por el líquido de frenos, que son de un color café claro. O las del anticongelante que pueden ser de varios colores, pero su principal característica es que es brillante. 

Teniendo la información más clara puedes solicitar la ayuda correspondiente para realizar reemplazo del líquido que se ha perdido o de un problema mayor que genera la fuga. Para esto último es fundamental que consultes en un taller mecánico.

 

Los cuidados del auto

Tener un auto es una gran ayuda porque te puedes desplazar de forma rápida y sin depender de nadie. Si bien tiene muchos beneficios, también tiene obligaciones para que pueda funcionar bien. Para que eso suceda es importante considerar que debemos hacerle mantenciones, reemplazar baterías y líquidos, mantenerlo limpio por dentro y por fuera, etc. 

Algunos de los principales cuidados que debemos tener con nuestro auto son: 

  • Revisa los niveles de líquidos: aceite de motor, refrigerante, líquidos de frenos, etc. 
  • Recuerda cambiar la batería cada 3 años aproximadamente 
  • Los frenos se deben limpiar. Si están sucios van a necesitar más energía para su funcionamiento. 
  • No olvides revisar los neumáticos, es muy importante que tengan la presión de aire recomendada por los fabricantes. 
  • Si tu auto presenta algún desperfecto no lo dejes pasar, trata de ir al mecánico para que lo repare y no se vuelva algo más complejo. 
  • Otro factor fundamental para los cuidados de tu auto es que tu seguro automotriz contemple el servicio de asistencia técnica dentro de las coberturas, ya que eso te ayudará a resolver fácilmente algún problema que se pueda presentar.

 

¡Sigue estos consejos y lograrás aumentar la vida útil de tu vehículo!

 

Compartir este post

Deja una respuesta

Menú de cierre